Crónica: Empate con sabor a derrota

Independiente empató 1-1 con Olimpo de Bahía Blanca en el Libertadores de América y se complicó solo para clasificar a la Copa Libertadores. Espinoza, árbitro del partido, protagonista clave con otra alevosa actuación en contra del “Rey de Copas”.

El arranque del encuentro fue parejo. Ambos equipos trataban de ganar el mediocampo para después tener las mejores opciones. Nery Domínguez fue el actor principal para que Independiente logre adueñarse del partido y empezar a tener chances claras de gol. Tras algunas aproximaciones de peligro, un enorme pase de Nery encontró picando a Lucas Albertengo, que terminó definiendo y convirtiendo un tanto muy festejado por todo el Libertadores de América. Tras el 1-0, los de Ariel Holan tuvieron chances para aumentar la diferencia pero no lo lograron y se fueron al descanso bajo una lluvia de aplausos de los hinchas.

La otra cara: Independiente parece un equipo de un sólo tiempo. Juega bien la primera parte o bien la segunda, nunca a un nivel parejo las dos. Y eso le pasó factura. Entró dormido, sin hacer pie y Rodríguez aprovechó la merma del “Rojo” para empatar el partido. Desde ahí, Espinoza se trasnformó en protagonista principal de la tarde noche en el Libertadores de América y comenzó a inclinar la cancha en favor del equipo Bahíense, que contó con una enorme libertad para pegarle sin asco a todo lo que se moviera con camiseta roja. Lo más claro del complemento para el equipo de Holan fue un gran remate de Sánchez Miño que alcanzó a sacar Gabbarini. Ya en tiempo agregado, un disparo de Rigoni fue tapado por el arquero ‘Aurinegro’ y después Albertengo no pudo empujarla. Fue final y decepción de todos los hinchas. Paso en falso en un momento clave.

¿Podrá Independiente clasificarse a la Copa Libertadores? En el horizonte, asoman Unión y Lanús. 6 de 6 y esperar que los rivales directos dejen pasar algún que otro punto. La fé es lo último que se pierde.

Leave a Reply

Share This

Share this post with your friends!